fimosis

Fimosis



Definición, Clínica y Conceptos generales

La fimosis es una patología frecuente en el niño y por tanto su tratamiento es algo a lo que los cirujanos pediátricos estamos muy acostumbrados, y forma parte de nuestro "día a día". A pesar de eso es una patología que tratamos con el máximo respeto ya que sabemos las repercusiones que puede suponer cualquier complicación.


¿Qué es la fimosis?


Es la estrechez de la piel que recubre el glande o prepucio de manera que impide o hace difícil la retracción de ésta para la exposición completa de la punta del pene o glande.

Retirar el prepucio de forma forzada puede causar lesiones como fisuras que posteriormente van a cicatrizar retrayéndose y van a dar lugar a una fimosis cicatricial.


¿Qué diferencia hay entre fimosis, adherencias balanoprepuciales y frenillo prepucial corto?


Las adherencias balanoprepuciales (ABP) son adherencias fisiológicas, es decir, normales, en los primeros años de vida de un niño. Mantiene fijo el prepucio o piel que recubre el pene, al glande.

El frenillo prepucial es una membrana que va desde la base del surco balanoprepucial, es decir desde donde comienza el glande hasta casi la punta de éste, un poco por debajo del meato uretral.

Si este frenillo es anormalmente corto al retirar el prepucio hacia atrás tracciona de la punta del glande incurvándolo hacia abajo y produciendo dolor. Esto puede producirle molestias sobre todo cuando el niño comienza a tener erecciones o incluso puede romperse de forma accidental teniendo como complicación más frecuente el sangrado ya que es una zona muy vascularizada.

Además puede haber combinaciones de éstas, es decir, casi siempre la fimosis y frecuentemente las ABP se asocian con frenillo corto aunque puede haber niños con frenillo corto sin ABP ni fimosis.

De ahí que cada caso deba ser diagnosticado y tratado de forma personal en función de sus necesidades.


Intervención Quirúrgica de la Fimosis ¿Qué es la circuncisión?


Es la extirpación de la piel que cubre el glande del pene. Básicamente la circuncisión puede ser radical, es decir se retira bastante piel prepucial y casi toda la mucosa que recubre por dentro el glande de modo que éste queda totalmente expuesto. Esta es la técnica que empleamos en los casos de circuncisión neonatal, por petición expresa de los padres o en los casos de fimosis cicatricial en los que la piel afectada y fibrosa no permite hacer una cirugía más conservadora.

En los casos en los que la fimosis es leve podemos hacer una circuncisión parcial, es decir, lo más conservadora posible, extirpando sólo la piel fibrosa o estrecha y la mucosa que la recubre por dentro. De esta manera, el prepucio restante cubre, al menos parcialmente, el glande una vez pasado el postoperatorio y la inflamación.


¿Hay diferentes técnicas para realizar la circuncisión radical neonatal?


Sí, hay diferentes formas de realizar la circuncisión neonatal radical.

Una es mediante corte, coagulación de los posibles puntos sangrantes y aplicación de puntos de sutura muy finos que se van a caer solos en los días posteriores. Esta es la técnica que nosotros realizamos.

Otra forma de realizar la circuncisión neonatal es mediante la aplicación de una campana o "PlasticBell" en la que se coloca una especie de cápsula entre el glande y la piel del prepucio, clampando esta última, de manera que el tejido se isquemiza y se sella por la presión ejercida por esta campana. En algunos centros esta campana se deja colocada en el pene del niño cayéndose en los días siguientes cuando la piel se secciona por la presión.



...Leer más...

Cirpemi Cirugía Pediátrica © 2014 - info@cirugiapediatrica.es - Tfno 91 376 70 40 - Madrid - España - Diseño Web TaLLo