hernia umbilical

HERNIA UMBILICAL



¿Qué es una hernia umbilical?

¿Existen factores de riesgo de hernia umbilical?

¿Qué síntomas da una hernia umbilical?

¿Cómo se diagnostica una hernia umbilical?

¿Qué hay que hacer con una hernia umbilical?

¿Qué casos necesitarán cierre quirúrgico?

¿Cómo se realiza la reparación de la hernia umbilical?

¿Qué complicaciones pueden ocurrir?




¿Qué es una hernia umbilical?

Es la persistencia de la apertura del anillo umbilical (apertura de la fascia del abdomen a nivel del ombligo).

El cierre del anillo umbilical es completo en casi todos los niños a la edad de 5 años. Este crecimiento puede ser más lento en los niños de raza negra.

Esta apertura permite el paso de los vasos umbilicales de la madre hacia el feto. Después del nacimiento se cierra de forma espontánea con el crecimiento continuo de los llamados músculos rectos abdominales aproximándose entre sí. Finalmente el cierre completo se produce por la fusión del peritoneo y la fascia en una pequeña zona fibrosa del ombligo.


¿Existen factores de riesgo de hernia umbilical?

El cierre espontáneo es menos probable en aquellos cuya apertura del anillo umbilical es mayor de 1.5 cm, tienen una cantidad importante de piel protuyente, son más mayores, o tienen una condición predisponente.

Las hernias umbilicales aparecen más frecuentemente en niños con :

Ehlers-Danlos

Síndrome Beckwith-Wiedemann

Síndrome de Down

Mucopolisacaridosis

Hipotiroidismo

Trisomía 18

La presión intraabdominal elevada secundaria ascitis o diálisis peritoneal puede impedir el cierre espontáneo del anillo umbilical dando lugar a una hernia.


¿Qué síntomas da una hernia umbilical?

La mayoría de los niños con hernia umbilical están asintomáticos.

En un pequeño número de casos la hernia umbilical puede interferir con la alimentación, sobre todo en niños pequeños si se hernia el intestino.


¿Cómo se diagnostica una hernia umbilical?

Se diagnostican mediante la exploración manual, sin otro tipo de prueba complementaria. Hay que diferenciar las hernias umbilicales de las hernias supraumbilicales, que son menos frecuentes pero que no se cierran espontáneamente.

Generalmente las hernias umbilicales se pueden diagnosticar en el periodo neonatal al explorar al neonato, sobre todo si aumenta la presión intraabdominal porque éste llore o haga fuerza.

Aún así frecuentemente hernias de pequeño tamaño pasan desapercibidas durante los primeros años.

Las hernias umbilicales se suelen reducir muy fácilmente, incluso aunque sean grandes, y se puede palpar el borde del anillo herniario de la fascia por debajo de la piel que es lo que nos da la idea del tamaño real de la hernia. Cuanto más pequeñas mayor será la probabilidad de cierre espontáneo.


¿Qué hay que hacer con una hernia umbilical?

La mayoría de las hernias umbilicales se van a cerrar espontáneamente sin dar lugar a complicaciones por lo que el único tratamiento será observarlas. No recomendamos ningún tipo de "remedio casero" como faja, moneda, garbanzo etc. sobre el ombligo.

Si no se cierra antes de los 4 ó 5 años entonces el tratamiento será quirúrgico.

Es muy raro que las hernias umbilicales en los niños se compliquen en hernias incarceradas (cuando el contenido intestinal no se puede reducir) o estranguladas (cuando ya existe compromiso de vascularización de ese intestino incarcerado). En ese hipotético caso requerirían tratamiento quirúrgico urgente.


¿Qué casos necesitarán cierre quirúrgico?

Sólo precisarán intervención quirúrgica una minoría de ellas:

si no se han cerrado a partir de los 4-5 años

las que tienen un diámetro grande o contienen una importante cantidad de intestino herniado que incluso puede ir disecando el plano subcutáneo por encima del anillo herniario, que hace muy improbable que se cierren de forma espontánea

aquellas con un defecto grande con forma de "trompa de elefante" en las que el diámetro no se reduce en los dos primeros años o va aumentando

si dan síntomas (raro)

si producen complejos o problemas psicológicos generalmente por el gran tamaño

una hernia incarcerada en este caso el tratamiento debe ser urgente para evitar el estrangulamiento.


¿Cómo se realiza la reparación de la hernia umbilical?

Bajo anestesia general y, salvo excepciones, de forma ambulatoria.

Generalmente se hace mediante una incisión en la piel en forma de semicírculo a través de la cual se aisla la hernia a nivel de la fascia y se cierra mediante puntos. Los puntos suelen ir por dentro de la piel. De este modo el resultado estético es mejor y no hay que retirarlos.


¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Son muy infrecuentes pero puede recidivar (la hernia vuelve a reproducirse) o infectarse.



Cirpemi Cirugía Pediátrica © 2014 - info@cirugiapediatrica.es - Tfno 91 376 70 40 - Madrid - España - Diseño Web TaLLo